Pequeño edema cerebral en recién nacidos

Edema cerebral en recién nacidos, esta es una de las complicaciones más graves de muchas enfermedades del sistema nervioso central (SNC).

Con edema del cerebro en recién nacidosel volumen de todas las estructuras intracraneales aumenta, lo que puede llevar a la dislocación de varios componentes del cerebro. Desafortunadamente, el edema cerebral a menudo es más peligroso que la condición que provocó su aparición (por ejemplo, un trombo o hinchazón). Esta inflamación produce un aumento repentino de la presión intracraneal, que también es una condición peligrosa, especialmente para los recién nacidos.

Edema cerebral en recién nacidos - causas

Esto complica el curso de enfermedades tales como:

Edema cerebral en recién nacidos - tratamiento

Es importante saber que el edema cerebral en el recién nacido es una condición urgente que requiere atención médica urgente, porque cuanto antes comience el tratamiento, más posibilidades habrá de que el resultado sea exitoso.

Síntomas de edema cerebral en recién nacidos

  • estado excitado;
  • piercing, llanto sin parar;
  • hinchazón de la fontanela;
  • vómitos;
  • alta temperatura;
  • convulsiones.

El tratamiento del edema cerebral en los recién nacidos debe basarse en la eliminación de la causa, la deshidratación de las estructuras intracraneales y la reducción a la presión intracraneal normal.

Para esto, se usan varios grupos de drogas.

Como la causa más frecuente de edema cerebral son las enfermedades infecciosas (meningitis, encefalitis), se recomienda una dosis adecuada de un antibiótico de amplio espectro.

Además, los diuréticos osmóticos se usan de acuerdo con el tipo de manitol, cuya acción comienza a partir de los primeros minutos después de la administración del medicamento.

Otro grupo importante de medicamentos para el tratamiento del edema cerebral en recién nacidos son los corticosteroides.

Edema del cerebro en recién nacidos - consecuencias

Como mencionamos anteriormente, el edema cerebral esuna complicación muy grave, que implica consecuencias no menos serias, que incluyen el coma y la muerte. Con el enfoque correcto y la intervención rápida, las consecuencias pueden estar completamente ausentes. ¡Esté atento y observe a su bebé!